Cuadro anterior
bienvenida exposiciones integrantes contacto enlaces
Cuadro siguiente

06 - Volando con las alas cortadas - Piornedo (100 x 100 cm.)
Volando con las alas cortadas

Fuimos caminos cerrados, y andamos por donde
no había camino... Cruzamos, solos, las extensas
estepas del verano; y, cada noche, cerrando los
ojos, matábamos al sol invicto... Despoblamos
sueños, con pueblos florecientes..., llenos de rui-
nas; y, en cada sombra y en cada ruido, encontra-
mos bosques perdidos. Fuimos hermanos de los
rotos de pared, y de los charcos del suelo; de las
aves de corral, y de las nubes del cielo. Supimos
la lluvia, dormimos a la sombra de los pinos; y
besamos la hierba, perlada de rocío... Ardió el
tiempo..., sin prisas; consumiéndose lentamente
en sus horas. Pisamos por donde estaba prohibi-
do pisar el cesped de los días... Aquellos días...,
los pequeños días del barro de los niños...

Hoy, con la montaña de ilusiones aplanada,
como una llanura, somos nosotros quienes pone-
mos letreros, que prohiben fijar carteles y jugar a
la pelota...; inauguramos desiertos...; y, queman-
do todas nuestras velas, navegamos por extraños
mares, sin rumbo, sin salir de casa...; ya no ba-
jamos los escalones de tres en tres, ni sabríamos
a qué jugar en el patio del colegio...
Pasó el tiempo, con su desbrozadora de sueños...;
y, cuando nos dimos cuenta, se había metido ya
en el Sáhara... El polvo del camino se ha ido
quedando pegado a nuestros pasos, y empieza
a pesar como una lápida... Hoy, los pequeños
días, de tiempo sin medida, se han hecho
grandes...; y, sus vuelos a ras de sueño no
cubren largas distancias. Aún llueve sobre
aquellos días...; pero los charcos de hoy,
no son como los charcos de antes...